(511) 422-6658

Los Otros Machu Picchu

Paco Nadal

Ni Machu Picchu es la única ciudadela de Perú ni los incas lo hicieron todo. El país andino pone en valor otras construcciones grandiosas para diversificar el turismo. Aquí van tres de las mejores.

Hay dos errores recurrentes entre los viajeros a Perú. Creer que Machu Picchu es único. Y confundir la historia precolombina de Perú con la de los incas. El Imperio inca duró 100 años, desde 1438 hasta 1532, cuando Pizarro hizo preso a Atahualpa en Cajamarca. Imposible en tan corto periodo de tiempo aprender y desarrollar semejantes técnicas constructivas, agrícolas y de organización territorial como de las que hicieron gala los quechuas. En realidad los incas solo fueron la punta de un iceberg de más de 5.000 años de historia en los que sucesivos pueblos, desde los paracas a los huari, pasando por los mochicas, los chancas o los chimu fueron acumulando conocimientos y sabiduría para domesticar un territorio tan vasto. Los incas heredaron esos conocimientos y los mejoraron, pero digamos que el copyright no es completamente suyo. Por eso hay muchos Machu Picchus en Perú y no todos hechos por los incas. Estos son tres yacimientos arqueológicos de suma importancia que también deberías conocer:

 

Kuelap

En marzo del año pasado el presidente Pedro Pablo Kuczynski inauguró el primer telecabina del país. La infraestructura -de 26 góndolas- permite a los visitantes acceder en 20 minutos a la ciudadela de Kuelap, ahorrando un viaje de 32 kilómetros por pistas de tierra que demoraba 90 minutos. Kuelap es la mayor ciudad conocida de la cultura chachapoyas, un pueblo que floreció en la ceja de selva en lo que hoy es el departamento de Amazonas, entre el siglo VIII y el XVI. Es decir, muchos antes de que aparecieran los incas. Fueron unos grandes maestros de la piedra y levantaron en un cerro de forma alargada a 3.000 metros de altitud, en el valle del río Utcubamba, afluente del Amazonas, la increíble ciudad-fortaleza de Kuelap. Nada más llegar impresiona la muralla de sillar de piedra caliza que rodea todo el conjunto. Tiene 20 metros de alta y se encuentra en buen estado de conservación. Tres estrechos pasadizos, por los que un hipotético ejército atacante hubiera tenido que pasar de uno en uno, dan acceso al interior.

 

 

 

Allí se despliegan las evidencias de más de 500 viviendas circulares, además de torreones, observatorios astronómicos, restos de viviendas de sacerdotes y nobles y el templo Mayor, en forma de cono truncado e invertido. Kuelap estuvo comida por la selva hasta 1843, cuando un funcionario enviado desde Lima se percató que aquella montaña de piedras era una construcción hecha por el ser humano.

 

Choquequirao

Le llaman la hermana de Machu Picchu, y de hecho no está muy lejos de esta. Es de origen inca y se eleva en otra montaña selvática del departamento de Cusco, a 169 kilómetros de la capital. Choquequirao, que en quechua significa "cuna de oro", fue un centro cultural y religioso. Probablemente más importante que Machu Picchu, solo que esta última está ahora excavada, accesible y puesta en valor, mientras que muchos secretos de Choquequirao están aún bajo la maleza. Y más importante aún: no hay carretera para llegar a ella; la única manera es a pie o en mula, salvando 63 kilómetros (entre ida y vuelta) desde la aldea de Cachora, un pueblito colonial de casas de adobe en la cuenca del río Apurimac. Esa inaccesibilidad ha mantenido a Choquequirao al margen del frenesí del turismo y hace de su visita una verdadera aventura, solo para viajeros con ganas de salir de rutas trilladas. Funcionó como una especie de puesto avanzado entre la selva amazónica y la capital del imperio, Cusco.



Chavin de Huantar

Mil doscientos años antes de Cristo —contemporáneo por tanto de la Babilonia asiria y el Egipto faraónico—, creció en los Andes peruanos una civilización considerada la madre de todas las demás: Chavín. Su poder se extendía desde Lambayeque al norte, hasta Ayacucho e Ica, al sur (un territorio de más de 1.500 kilómetros de longitud).

Las ruinas de lo que fue su capital pueden visitar aún en las cercanías de Chavín de Huantar, un pueblito encantador de la provincia de Huari, departamento de Áncash, en la vertiente este de la cordillera Blanca de los Andes, a 86 kilómetros de Huaraz. Para llegar hay que salvar el paso de Ka­huish, el segundo túnel de montaña más alto del mundo, situado a 4.516 metros de altitud. El yacimiento arqueológico no es tan espectacular como Kuelap o Choquequirao, pero lo que impresiona es su edad y la calidad de las estructuras. Se aprecia muy bien la gran plaza principal del conjunto y buena parte del templo Mayor, además de otras edificaciones menores.

Al excavar el templo Mayor apareció un ídolo de cinco metros de altura tallado en piedra – el Lanzón- que una vez acabados los trabajos se dejó en el mismo lugar en el que sus constructores lo colocaron hace ya más de 3.200 años. Chavín de Huantar no está construido en un valle de suelos fértiles por lo que se cree que tuvo una función de centro ceremonial y de peregrinación. Otra visita inexcusable a ese otro Perú arqueológico que va más allá de Machu Picchu y los incas.





MÁS DESTACADOS

Términos y Condiciones

TARIFAS

Todas las tarifas se expresan en dólares americanos y están sujetas a cambio sin previo aviso. La tarifa es por persona, sobre una base de ocupación doble, a menos que se especifique diferentes condiciones.

ITINERARIO

Los Itinerarios se planean con gran cuidado aunque, por razones operacionales, puede ser necesario cambiar el orden de actividades en el itinerario, o la ruta especificada, y si bien tales casos puedan ser raros, el itinerario en general sólo debe asumirse como una guía básica.

PASAJES AÉREOS

Los precios de los pasajes están sujetos a disponibilidad y a cambio sin previo aviso hasta que hayan sido emitidos. Los horarios, números de vuelos y días de operación están sujetos a cambio hasta la fecha de viaje por parte de la aerolínea. 

Se aplican algunas restricciones, incluyendo (pero no de manera limitativa) el hecho que los boletos perdidos no son reembolsables, y que están sujetos a limitaciones propias de las aerolíneas, multas y/o condiciones específicas de la tarifa contratada. 

Los boletos aéreos no son reembolsables, en caso de cancelación del viaje.

RESERVAS DE HOTELES QUE NO FORMEN PARTE DE UN TOUR ORGANIZADO

Anulaciones y Reembolsos

TOURS CONTRATADOS

Anulaciones y Reembolsos

Anulaciones y solicitudes de reembolsos se deben enviar por escrito incluyendo toda la información pertinente y serán atendidas inmediatamente.

NOTA: Ciertos proveedores tienen políticas más rigurosas de cancelación referente a grupos. Por lo tanto, en las reservaciones de grupo que excedan los 08 pasajeros, los proveedores se reservan el derecho de imponer una penalidad del 25% hasta 90 días antes de la fecha del viaje, y el 100% de penalidad por anulación hasta 45 días antes de la fecha de viaje.

Durante el período de temporada alta, nuestra compañía se reserva el derecho de alterar las políticas de anulación si nuestros proveedores aplican diversas penalidades a aquellas enumeradas más arriba. (siéndo informado previamente el cliente de los periodos de temporada alta en las que las condiciones de anulación son diferentes)

MÉTODOS DE PAGO

A menos que se haya tratado un acuerdo especial por escrito, todos los servicios solicitados deben ser pagados por adelantado según se detalla más abajo. Los cheques personales no son aceptados.

En caso de no abonar el saldo del precio total del tour vencido los plazos establecidos, ANDINA TRAVEL CLUB podrá cancelar el tour sin que correspondiere devolución alguna por ningún concepto o aplicar la multa por pago fuera de término.

Con tarjeta de crédito

Pago electrónico con tarjeta Visa bajo la modalidad de Servidor Seguro y Verified by Visa. ( con el incremento correspondiente de 8% de comisión)

Mediante transferencia bancaria

Enviar la transferencia a la orden de ANDINA TRAVEL CLUB S.A.C a nuestro banco (en dolares). Los gastos de transferencia desde el extranjero serán abonados por el ordenante, salvo que se especifique lo contrario. Nuestra empresa asume los gastos generados en nuestro país por la transferencia.

Le agradeceremos enviarnos una copia de su transferencia por email a gerencia@andinatravelclub.com

RESPONSABILIDAD

En todos los arreglos de viaje ANDINA TRAVEL CLUB actúa por cuenta y orden de nuestros clientes, organizando en su nombre los medios de transporte, alojamiento u otros servicios turísticos requeridos, por lo cual no asumimos la responsabilidad en caso de accidentes, pérdidas, demoras o interferencias con el tour por razones de fuerza mayor u otros acontecimientos que no involucran nuestra responsabilidad, especialmente con respecto a programas y horarios.

¡IMPORTANTE!

Nuestra Empresa no se hace responsable por enfermedades, estado de gravidez o impedimentos físicos o mentales, que puedan poner en peligro la salud o la integridad del pasajero o terceros durante el desenvolvimiento del tour contratado o que impliquen limitación o impedimento para la prestación de nuestros servicios turísticos. Por tanto, la Empresa NO reconocerá reclamo o devolución alguna por los conceptos arriba mencionados, incluyendo los casos donde en condiciones normales no se manifiestan problema alguno.

Así, solicitamos se nos informe previa a la contratación de nuestros servicios la existencia de alguna limitación de esta naturaleza, de modo de recomendar servicios específicos que contemplen los impedimentos existentes.
Es recomendable que todos los pasajeros de países extranjeros debán llevar un seguro de asistencia médica, el cual debe ser contratado en su país de origen.